4 Causas del Colon Irritable Que Deberías Conocer

La frecuencia con la que se presenta la irritación de colon en tantas personas, da paso a que se quiera analizar mucho más a fondo qué es lo que causa esta enfermedad.

Sin embargo, establecer exactamente las mismas causas para todas las personas sería un patrón errado, puesto que cada cuerpo es un universo, y en cada paciente las enfermedades como esta se presentan de manera muy particular e inigualable.

Causas del Colon Irritable Que Deberías Conocer

Lo que si pudiera tener cabida, es que hay algunas causas que pudieran estar presentes en muchos casos, aunque se manifiesten de modo diferente.

Siguiendo esa idea es que he de entregarte hoy las 4 causas del colon irritable que deberías conocer, para que te asegures muy bien de que pudiera estar ocasionándote los malestares digestivos y puedas ir en búsqueda de vivir sin colon irritable.

Conoce las 4 causas del colon irritable

El colon irritable parte de la modificación que sufren los movimientos intestinales cuando estos deben ocuparse de la digestión, y entre las causas que deberías conocer están:

1.      El consumo prolongado de antibióticos

Algunas enfermedades más fuertes, pueden darte la necesidad de tomar de modo constante y muy prolongado antibióticos para acabar con procesos infecciosos, pero lo que seguramente no sabes es que estos medicamentos pueden ser causa probable de tu colon irritado.

La situación se presenta específicamente con los antibióticos no esteroideos ya que, estos parecen crear un impacto sobre el recubrimiento intestinal, haciendo que este se vaya deteriorando y efectivamente se produzca colon irritable.

Si estrictamente necesitas de ese tipo de tratamientos farmacológicos debo recomendarte que comas los alimentos que más protejan tus paredes intestinales, de manera que el impacto no sea tan grande en tu colon.

Para ello incluye en tu alimentación los cambures y las fresas, entre otras frutas que pueden proteger tu colon y actuar como protectores gástricos.

2.      La ingesta de embutidos

Probablemente nunca has escuchado sobre esta causa, pero tiene mucho sentido, puesto que el colon irritable es un padecimiento que va aumentando en gravedad de manera progresiva.

Y por lo general, la vida apurada y estresada te hace consumir demasiados alimentos embutidos ya que estos no requieren de gran preparación, sin embargo, la manera en la que es conservado este tipo de alimentos puede caer muy mal a tu colon.

Las personas que comen con mucha frecuencia este tipo de alimentos suelen presentar más cuadros de constipación y de diarrea, además de que los cólicos y la inflamación se hacen presentes muy pronto.

Eso puede deberse a que estas sufriendo de colon irritable y es posible que ni siquiera lo estés asociando a la gran ingesta de embutidos que tienes a diario.

Los alimentos embutidos que más suelen ser causantes del colon irritado son el jamón endiablado, la mortadela, salchichas, chorizos, entre otros.

Ciertamente son muy fáciles de comprar y de consumir, pero en su lugar te aconsejo cambiar tu elección a alimentos más naturales y menos procesados como pollo, huevos, pescado, pavo.

3.      Los cambios hormonales

Esta causa es muy frecuente en las damas, y es esta también la razón por la que el síndrome de intestino irritable ataca más a las chicas que a los caballeros, esto es debido a que las hormonas manipulan casi todos los procesos en el cuerpo femenino.

Y el aparato digestivo no escapa de las órdenes hormonales, pues cuando se está en constante cambio por el periodo menstrual o los periodos de ovulación se suelen presentar las modificaciones en el ritmo de tu colon para procesar los alimentos.

En esos momentos tu colon se muestra más descontrolado y desorientado, además de que se le hace más difícil asimilar los nutrientes de los alimentos que has comido.

Asimismo, déjame decirte que los cambios hormonales pueden ser la causa de que cada día tu colon presente conductas diferentes, y aunque estas conductas te confundan un poco, debes ir al doctor para que este te ayude con un tratamiento adecuado.

En el que puedas controlas las alteraciones hormonales y al mismo tiempo ofrecerle a tu colon la estabilidad que necesita para ejecutar sus labores de forma tranquila y correcta.

4.      Sensibilidad intestinal

A pesar de que te he expuesto otras 3 causas anteriores, es posible que esta sea una de las más comunes, y es que muchos pacientes que están sufriendo de colon irritable tienen intestinos que han despertado más sensibilidad que otros.

Eso no solo sucede con los alimentos que comes sino también con las emociones que hacen parte de tu día a día, recuerda que los intestinos están estrechamente conectados por nervios hasta el cerebro, así que las situaciones o tensiones van a repercutir en tu colon y su funcionalidad.

Normalmente, se observa como el colon irritable forma parte de la vida de personas mayores, a las que les ha llevado tiempo el empeoramiento de su síndrome.

Pero cuando se presentan casos de bebés o jóvenes con colon irritable, puede ser exactamente motivado a la sensibilidad intestinal que ellos poseen y que has desarrollado en su corta vida.

En estos casos no tiene que ver con lo que comen o las tensiones con que viven, sino con una exclusiva manera en la que sus intestinos responden ante lo que consumen.

Esto solo hace que el tratamiento sea más difícil puesto que, es posible que el alimento que hoy no le alteró la irritación intestinal pueda causarle estragos en otras oportunidades.

De ser así lo más sensato será evitar en lo posible los alimentos a los que se ha presentado más sensibilidad y consumir moderadamente los que no han resultado tan malos, puesto que no se puede tener una dieta demasiado vacía en algunas fuentes nutricionales.

Estas suelen ser las cuatro causas de las que nadie te habla pero que cuando las conoces comienzas a ver tu situación desde otra perspectiva, teniendo estas referencias entonces es más fiable comenzar algún tratamiento adecuado.

Qué es sufrir del colon

Si quieres saber cómo acabar con el colon irritado no dejes pasar ni un día más y encamínate a probar los métodos naturales que tengo para ti en mis otros artículos, recuerda que el propósito es llegas a vivir sin colon irritable.