Como Hacer un Lavado de Colon desde Casa

Los lavados intestinales son procesos bastante invasivos y por supuesto, mucho más específicos, pero estos en la mayoría de los casos se realizan en clínicas y son ejecutados por especialistas en el área médica correspondiente.

Pero también es cierto que algunas personas elijen los procesos caseros, ya sea porque no cuentan con el dinero suficiente, porque no quieren dar a conocer su necesidad, o sencillamente porque no lo creen necesario cuando es posible hacerlo en su propia casa.

Si eres tú de ese último grupo de personas y estas en búsqueda de un buen modo de hacer un lavado de colon desde casa, no te puedes perder este artículo, porque ya verás cómo puedes lograrlo.

Como Hacer un Lavado de Colon desde Casa

Asimismo, te diré que tan bueno o malo es que tú realices estos procedimientos en tu casa, puesto que en algunas ocasiones lo más barato puede salir más caro, y en este caso el precio a pagar seria tu salud intestinal.

Lavado de colon desde casa y cómo hacerlo

La razón por la que los lavados intestinales se realizan en una clínica es porque estas poseen todas las medidas de higiene necesarias para evitar las infecciones y otras complicaciones que pudieran presentarse durante el proceso.

Sin embargo, en tu casa existen métodos con los que puedes obtener resultados muy buenos, con ellos lograrás una limpieza de colon bastante buena y al mismo tiempo podrás protegerlo más.

Otro aspecto importante es que puedes hacer tanto los lavados que son directos por el ano o aquellos lavados internos y naturales que se dan a través de la toma de algunos remedios caseros.

Los que más te aconsejo emplear son:

·         Lavado de colon con agua salada

Este tipo de lavados es para que lo emplees metiendo el agua salada directo por el recto hasta el colon. Pero en casa debes tener muchísimo cuidado.

Para esto necesitarás comprar en la farmacia un kit que contiene una bolsa que es donde pondrás el líquido y una manguera muy delgada que será la que emplearás para introducirlo al colon.

En cuanto a lo que debes emplear, requerirás de 2 litros de agua y 4 cucharadas soperas de sal.

  • Mezcla esto hasta que se diluya la sal por completo, coloca esta agua salada en la bolsa.
  • Recuéstate en un mueble o en la cama y coloca algo debajo de ti para no ensuciar nada.
  • Colócate de lado, levanta la pierna que haya quedado hacia arriba y mete lentamente la manguera por el ano.
  • Una vez allí, comienza a suministrar el agua hasta que tu cuerpo lo tolere y cuando sientas la necesidad ve al baño.

La idea es que después que vayas al baño unas dos veces, quede agua por introducir y al hacerlo esta vuelva a salir, pero cada vez más clara.

Eso será todo el procedimiento, y si lo ves fácil, realmente lo es en cuanto a técnica, pero lo que debe ser estrictamente correcto deben ser las formas de higiene.

Por eso debes cuidar de:

  • Que el agua con excremento que sale del ano no se introduzca en los genitales, además no manipules nada con las manos sucias, es decir que no pases las manos por tu piel o tu rostro.
  • Igualmente, procura que este lavado intestinal no lo repitas por al menos 5 meses.

Claro que en un mismo lavado puede que no salga toda la suciedad, por lo que tendrás que realizar de nuevo todos los pasos dentro de un día o dos, y una vez terminado ese proceso cumplir con el tiempo estimado.

·         Lavado de colon con jugo de tamarindo

En cuanto al lavado de colon con jugo de tamarindo, este será un método de consumo, para que sea muy productivo el lavado será correspondiente tomar la mayor cantidad de jugo de tamarindo mientras dure la limpieza intestinal.

Puedes programar un lavado de colon de 3 días de duración en los cuales debes tomar el jugo de la siguiente manera:

  • En la licuadora procesa 2,5 litros de agua junto con 150 gramos de pulpa de tamarindo, además de 4 cucharadas de miel de abejas. Puedes prepararlo en dos tandas dependiendo de la capacidad de la licuadora.
  • Este jugo debes colarlo para quitar los grumos y tenerlo a temperatura ambiente.
  • La cantidad de jugo preparada la tomarás durante todo el día, inmediatamente luego de despertarte y así repetidamente durante el día, no tomarás otro líquido que no sea este jugo.

Asimismo, repite esto durante los 3 días, este lavado será muchísimo más efectivo si durante su ejecución practicas un poco más de ejercicio, con el que podrás poner todo tu cuerpo en movimiento y tus intestinos se pondrán en marcha muy rápido.

Los efectos los notarás muy parecidos a los del método anterior, así pues, cada vez que acudas al baño y notes que sale el líquido más claro y con menos grumos, es porque ha habrás desechado los residuos alojados en tu colon.

·         Lavado de colon con anís dulce y menta

Para este último lavado, debes realizarlo también mediante el consumo, así el anís utilizado no solo te ayudará con el lavado de tu colon sino también con la tonificación de las paredes gástricas y calmará los dolores o tensiones ocasionadas por las molestias estomacales.

Para esto necesitarás hacer una mega infusión de anís dulce de la siguiente forma:

  • Coloca al fuego 2 litros de agua con 50 gramos de anís dulce, un par de hojas de menta, déjalos que liberes sus propiedades por 5 o 10 minutos y luego sirve en una jarra.
  • Esta infusión debes tenerla en la nevera para tomarla más fresca, y al igual que el preparado anterior debes tomar durante todo tu día, por 3 días.

Cómo se hace un lavado intestinal

La actividad física no puede faltar para que se muevan todos los residuos intestinales y estos sean sacados mediante las defecaciones.

Finalmente, la alimentación durante cualquiera de estos lavados de colon desde casa debe ser bastante suave pero bien contentiva de propiedades, que te permitan recuperar los líquidos y nutrientes perdidos y al mismo tiempo puedas vivir sin colon irritable.