Como Limpiar El Intestino de Heces

El colon por su cuenta tiene la capacidad de expulsar las heces que se forman en él luego de la absorción de los nutrientes en los alimentos, en una persona totalmente sana la situación debería ser así.

Pero cuando tu colon comienza a presentar algunas dificultades, es posible que se tarde un poco más en culminar el proceso digestivo, por lo que las defecaciones terminan por ser inestables y dejándote sensación de no haber terminado.

Como Limpiar El Intestino de Heces

Si últimamente has sentido lo que te estoy comentando, no estará de más que ayudes un poco a tu colon para que este se reactive y pueda de nuevo ser el colon activo de antes.

Para que puedas lograrlo muy fácilmente te aconsejaré ahora como limpiar el intestino de heces, para que no tengas que lidiar luego con enfermedades ocasionadas por su acumulación y tengas la libertad de vivir sin colon irritable.

Como limpiar el intestino de heces fácilmente

Al optar por las limpiezas intestinales inducidas, es decir, las que tú puedes provocar con el uso de algún auxiliar farmacológico o natural, debes estar consiente que dichos procesos deben ser empleados cuando tu cuerpo lo necesite realmente.

Eso será con la finalidad de que tu intestino no se mal acostumbre y pueda realizar sus actividades libremente de ahí en adelante.

Para poder limpiar tu intestino de heces fácilmente, emplea los siguientes métodos:

1.      Con miel e hinojo

Con el consumo de miel e hinojo podrás obtener una limpieza impecable de tu colon, con la que estarás aumentando la calidad de las defecaciones y al mismo tiempo permitirás que las heces se formen mucho más suaves.

La miel tiene las cualidades suficientes para ir rescatando la mucosa intestinal de los posibles daños que algunos alimentos pudieran ocasionarte, también te aporta buenas fuentes antioxidantes con las que se puede prevenir la aparición de células cancerígenas en los intestinos.

Limpia tu intestino con miel e hinojo así:

  • En una taza de agua coloca una cucharada de hinojo y pon al fuego hasta que hierva, luego de 2 minutos retira y colócale una cucharada de miel de abejas.
  • Debes tomar esto cada día por una semana, pero solo por las mañanas antes del desayuno.

Con este remedio conseguirás que tu intestino quede totalmente libre de heces y le permitirás que recupere su fuerza para culminar los procesos digestivos.

2.      Con tamarindo

El tamarindo tiene un efecto depurativo que puedes aprovechar para la eliminación de heces del intestino, con esta fruta tropical y de sabor fuerte, puedes alcanzar que tus intestinos trabajen de una manera más ágil.

Con el tamarindo puedes limpiar tu colon así:

  • Coloca 100 gramos de pulpa de tamarindo en dos litros y medio de agua, permite que se remoje por toda la noche o como mínimo dos horas antes de licuar y luego colar.
  • Esta agua de tamarindo la tomarás durante todo el día sustituyendo el agua natural, y lo repetirás dos días más.

De esa forma pasarás a tener tus intestinos más atentos en cuanto al proceso de digestión, por lo que si estas padeciendo de constipación será perfecto que lo tomes para que aflojes esas heces que están causando estancamiento.

El tamarindo está dotado de propiedades diuréticas, desintoxicantes y desinfectantes, por lo que los parásitos también son fácilmente expulsados con su toma.

3.      Con yogurt

Si algo necesita tu intestino para poder eliminar las heces acumuladas, es contar con una flora intestinal bien dotada para proceder a descomponer los alimentos, sacar los nutrientes y emanar el desecho de los residuos.

Para ello el yogurt te es de muy buen auxilio, puesto que este contiene probióticos que te permiten reestructurar la existencia de bacterias buenas que contribuyan a la buena digestión.

Es necesario comer el yogurt de la siguiente forma, para que puedas aprovechar todos sus beneficios:

En el desayuno come una taza de yogurt con manzanas, y en la cena come también un yogurt pero para esta hora acompáñalo de tres ciruelas pasas. Repite este consumo por 5 días para que las heces salgan completas y sin durezas.

Además de que te ayudará a expulsar mejor las heces, también podrás tonificar las vías intestinales y tener un sistema digestivo con más calidad de función.

4.      Con pasas y linaza

Limpiar tu intestino de heces será muy beneficioso para que tu cuerpo no almacene toxinas y todos los sistemas que lo integran puedan funcionar en armonía.

Y si aún te preguntas ¿cómo limpiar el intestino de heces? No puedes dejar de conocer que con pasas y linaza también puedes tener una estabilidad en los procesos de depuración y eliminación de residuos alimenticios.

Consúmelas así:

  • Coloca en remojo 4 cucharadas de linaza con medio litro de agua y 10 gramos de pasas, esto debe pasar como mínimo 4 horas en remojo.
  • Luego de eso, coloca esto al fuego por 5 minutos, para finalizar sirve aún tibio y toma en tres o cuatro oportunidades durante el día.

Esa será una excelente forma de estimular a tu intestino a que expulse las heces con más regularidad, evitando que se queden pegadas a las paredes del colon y permitiendo que las bacterias salgan con facilidad.

Con estos métodos para limpiar tu colon de heces podrás comenzar a tener mejores condiciones en cuanto a la función, no solo de tu intestino sino también de tu hígado, vejiga, piel, y demás órganos.

Siempre debes dejar que tus intestinos trabajen por sí solo en los procesos digestivos, pero si comienzas a notar irregularidades en la frecuencia, consistencia o cantidad de las heces será muy beneficioso que le realices un pequeño estímulo.

Con esto despertarás la funcionalidad de tus intestinos y tendrás la oportunidad de gozar de nuevo de evacuaciones más placenteras y liberadoras, que también serán parte del proceso de protección a tus intestinos.

Cómo limpiar el colon e intestino

Con lo cual conseguirás que tus intestinos no estén expuestos a los desechos alimenticios por demasiado tiempo, así evitarás que las infecciones o parásitos se desarrollen y te ocasionen la presencia de otras enfermedades que suelen atacar al tracto digestivo cuando este no cuenta con la higiene adecuada.