Dieta de 4 Pasos para Adelgazar teniendo Colon Irritable

Un colon irritable puede representar una bomba de malestares cuando corres el riesgo al alimentarte de mala manera.

Y es que, aunque científicamente aún no se ha establecido una regla de que sean los alimentos la causa de este trastorno, sí es demasiado evidente que tu cuerpo tiende a responder muy rápido a todos y cada uno de los alimentos que consumes.

Dieta de 4 Pasos para Adelgazar teniendo Colon Irritable

Siendo así, es necesario que corrijas o cambies de manera lenta pero progresiva la forma en que te alimentas, para que los síntomas de colon irritable no se vuelvan tan intensos. Además de que si deseas bajar de peso es de mucha ayuda seguir ciertas modificaciones.

Esto puedes lograrlo muy rápido si pones en práctica estos 4 pasos para adelgazar teniendo colon irritable, pues sencillamente no hay excusas para intentar recuperar tu peso deseado y al mismo tiempo disminuir los padecimientos que te impiden vivir sin colon irritable.

Que debes hacer para adelgazar teniendo colon irritable

Tener el colon irritable no tiene por qué ser un impedimento para que consigas perder peso y recuperar tu salud.

Y es que precisamente los procedimientos para aliviar los síntomas de diarrea y estreñimiento, por ejemplo, tienen muy buenos efectos para ayudarte a liberar también los líquidos retenidos y permitir que tu metabolismo pueda transformar la grasa retenida en energía vital.

En el caso de la alimentación, la ayuda es fenomenal, y para que puedas comprobarlo prueba esta dieta de 4 pasos:

1.      Minimiza las calorías y aumenta la fibra

Cuando padeces de colon irritable y deseas adelgazar debes bajar las cantidades calóricas que te aportan tus comidas, en su lugar lo más propicio es aumentar las fibras a consumir.

  • Las carnes rojas deben ser consumidas con la más mínima frecuencia y cantidad.
  • Los alimentos preparados con mantequilla o aceite vegetal deben ir saliendo de tu dieta diaria.
  • Las calorías a consumir durante todo el día deben ser inferiores a la cantidad requerida según tu peso, edad y estatura.

En su lugar, come pescados cocidos al horno o al vapor, que en cada ocasión los acompañes con vegetales y granos enteros, el arroz integral es muy beneficioso tanto para el colon como para adelgazar.

Los alimentos más ricos en fibra son las frutas que se comen con cáscara como:

  • El mango.
  • Las peras.
  • El durazno.
  • Las ciruelas.

Otras que debes pelar pero son buenas fuentes de fibra para estimular los procesos digestivos y por ende, la eliminación de residuos, son:

  • Los limones.
  • Las naranjas.
  • Las parchitas.
  • La lechosa.
  • La sandia.

Y muchas otras que podrían ser muy influyentes para que en tu colon no se queden atascados los demás alimentos, ni ningún otro desecho que requiera ser expulsado antes de que se pegue a tu organismo y te impida absorber los nutrientes alimenticios.

2.      Comer varias veces en porciones mínimas

Para lograr adelgazar bastante rápido y sin empeorar la condición de tu colon lo mejor será que los alimentos que consumes, los ingieras en porciones muy mínimas, pero que lo hagas con más frecuencia.

Muchas veces lo que dificulta que pierdas peso mientras tienes colon irritable, es que tu sistema digestivo se vuelve muy lento, eso sucede cuando le tienes miedo a comer por evitar que el dolor aparezca.

Por esa razón procura lo siguiente:

  • No tardes demasiado en comer después que te levantes por la mañana.
  • En el transcurso entre el desayuno y el almuerzo toma uno o dos snack saludables, puede ser una rebanada de piña, un yogurt con fresas o una galleta integral.
  • En almuerzo debe ser pequeño, en el tendrás que recibir las fuentes proteicas más esenciales. Comer pollo, pescado o carnes suaves en pequeñas cantidades, estimulará bastante tu organismo.
  • En la tarde suele atacar la ansiedad, para combatirla consume dos horas luego del almuerzo un mango, y dos horas después come una porción de gelatina sin endulzar.
  • Cuando llegue la hora de la cena será evidente que no tendrás demasiada hambre, pero no por eso debes dejar de comer. Para esta hora te ayudará mucho si consumes una pequeña ensalada de pollo, con zanahorias, cebollín, sal, un poco de vinagre y perejil.

3.      No subestimes el consumo de líquidos

Cuestiones como tomar agua o beber algún jugo no debe ser cuestión de elección, esto es vital para que puedas cuidar de tu cuerpo mientras trabajas para perder peso y proteges la integridad de tu colon.

Ten presente que:

  • No es posible adelgazar sin tomar los líquidos necesarios.
  • La cantidad de jugos y agua si puede alternarse, pero ambos deben aportarte al menos 2 litros por día.
  • Pero, no tomes agua junto con las comidas, tómala 10 minutos antes o 10 minutos después.

Esto es muy importante para que los residuos que han quedado de los alimentos puedan salir sin interrupciones en el tiempo adecuado.

4.      Controla los condimentos

Al hablar de una dieta de adelgazamiento, es frecuente creer que ya no puedes comer rico, pero eso no es lo que se espera.

Si dejas de comer sabroso te cansarás muy rápido de la dieta y caerás en tentaciones que pueden ser muy perjudiciales para tu plan de perder peso y mucho más destructivas para la salud de tu colon.

Sin embargo, puedes considerar lo siguiente:

Para condimentar los alimentos no le agregues los sazonadores que se encuentran ya preparados en el mercado, en su lugar agrega en cantidades moderadas estos:

Todos estos son tan sabrosos como beneficiosos para la salud de tu colon, además de que algunos como el jengibre, son muy buenos aliados para la pérdida de peso sana y equilibrada.

La dieta a seguir para adelgazar teniendo colon irritable, no tiene por qué ser una dieta demasiado estricta o riesgosa. Siempre debe haber un equilibrio entre lo delicioso y lo adecuado.

Además de que es preciso, que toda dieta adelgazante y proceso de curación del colon, esté acompañado de una rutina adecuada de ejercicios que estimulen al organismo a trabajar con más dinamismo.

Que comer para el colon irritable

Siempre ten en cuenta que para cuidarte es necesario que te decidas, y en este caso en particular no permitas que nada, te robe la oportunidad de vivir sin colon irritable.