Que Dieta para el Colon Irritable que no me Haga Daño

Cuando una persona sufre del colon irritable es necesario que cambie muchos factores en su vida diaria, uno de ellos es el mal hábito de comer demasiado  y la dieta que lleva hasta ahora.

Lo que debes averiguar es, cuál de las dietas que son prescritas para las personas con síndrome de colon irritable te favorecen, ya que cada organismo es distinto y asimilarás los alimentos de forma incomparable.

Que Dieta para el Colon Irritable que no me Haga Daño

Lo primer es determinar cómo es tu caso de colon irritable, si presentas estreñimiento o diarrea o quizás ambos y con qué tantas repeticiones.

Por lo general, para ambos casos lo que se recomienda es una dieta rica en fibra soluble para que aporte a tu organismo los nutrientes que fortalezcan la flora intestinal y que a su vez lo ayuden a cumplir con su trabajo.

Que debe contener tu dieta para que no te haga daño

La dieta que se practica cuando se sufre del colon, como ya te mencioné, debe contener suficiente fibra soluble en el caso de presentar estreñimiento.

Sin embargo, también causa algún efecto benéfico para las personas que presentan diarreas pero estas deben estar acompañadas de algunas pocas grasas, para compensar las pérdidas por la constante evacuación.

Te aseguro que estos alimentos no te harán ningún daño, solo aportan grandes beneficios a tu organismo, contribuyendo a evitar el deterioro digestivo y regenerar el intestino permitiéndote vivir sin colon irritable.

Algunos de los alimentos que contiene fibra soluble que no te harán daño son:

  • Pan y galletas integrales.
  • Frutas con piel como la manzana, la pera, el durazno, etc.
  • Verduras, vegetales y hierbas, como la lechuga, apio o berenjena, brócoli.

En las personas que sufren de diarreas es más indispensable la fibra no soluble como:

  • Salvado de trigo.
  • Granos enteros.
  • Frutas y verduras.

También existen ciertos alimentos que debes tratar de evitar en tu dieta para que esta no te haga más daño del que ya te causa el colon irritable. Estos son:

  • El azúcar refinado como en dulces, chocolates, helados, etc.
  • Las grasas o frituras como la carne de cerdo.
  • Los aceites vegetales.
  • Algunas frutas con alto nivel de fructuosa.
  • El café, el té, tiene que ser consumidos moderadamente.
  • El alcohol.

Estos serían solo algunos irritantes más que estarías ingresando a tu organismo y para algunas personas es recomendable eliminar los lácteos, como los quesos, la leche, entre otros, como también existen personas que son intolerantes al gluten.

Como y cuando comer en la dieta para que no te haga daño

La dieta debe ser comenzada apenas sientas los primeros síntomas así podrás prevenir que estos empeoren y traigan consecuencias graves a tu organismo.

  • Debes modificar tus hábitos alimenticios llevando una rutina que deberás cumplir estrictamente, ser constante, porque de lo contrario no ganarás ningún beneficio para tu organismo.
  • Debes tratar de comer siempre a la misma hora cada día, para que tu organismo comience a tener una rutina de digestión que después hará por sí solo.
  • Comer con calma, es decir, dedicarte tu tiempo para comer y masticar bien los alimentos para que estos puedan ser digeridos más fácilmente si tienes el colon irritado, y no dejes que se te salten las comidas.
  • Todas las dietas deben ser en porciones pequeñas, no comas abundantes comida hasta quedar satisfecho, más bien come pocas porciones y aumenta el número de veces de comidas.

Por ejemplo, tomar un aperitivo después del desayuno y antes del almuerzo, así la comida no te causará pesadez y no te hará daño.

Debes tener en cuenta que todo lo que comas tiene que estar acompañado de abundante líquido, porque necesitas estar bien hidratado si sufres del colon irritable.

Esto es lo más sano que puedes consumir, y es recomendable que todo lo que vayas comiendo lo anotes, así sabrás que ayuda a tu organismo y que no, para sacarlo de la lista.

Dieta saludable para colon irritable

Esta podría ser una buena opción para tu dieta, sin que te haga daño ni perturbe tu bienestar, los alimentos a incluir son:

•                    El arroz blanco o integral

Es recomendado para las personas que presentan diarreas, este lo puedes preparar con un pequeño chorrito de aceite de oliva.

•                    Plátanos maduros

Son muy fáciles de digerir, ayudan al colon a cumplir con su función y gracias a su nivel muy alto en potasio ayuda al organismo a reponer rápidamente lo que ya ha perdido por las continuas evacuaciones.

•                    Manzanas y peras

Son buenos agentes contra las diarreas, puesto que estabilizan la consistencia de la materia fecal.

•                    Consume proteínas

Si vas a comer carnes, aves o pescados te recomiendo que los cocines al horno o a la parrilla.

Estas solo son alternativas, porque las comidas las puedes combinar como lo desees, las ensaladas verdes también son una opción, al igual que los jugos que vienen preparados con hierbas que aportan beneficios para el colon, te ayudan a que tu organismo trabaje más fácil, de esta manera podrás vivir sin colon irritable.

Recomendaciones para evitar colon irritable

A parte de la dieta que ya te mencioné, te recomiendo que tomes en cuenta los siguientes factores para mejorar tu salud. Acompaña tu dieta con una serie de ejercicios que estimulen tus intestinos y puedan mejorar el proceso del colon.

Tratar de bajar o reducir tu nivel de estrés ya que, este es uno de los factores causantes del colon irritable y al llevar un nivel más bajo estarás brindando beneficios a tu organismo.

Elimina de tu dieta todas las comidas que se denominan chatarras, estas son muy altas en grasas y no solo afectan tu colon, sino varios órganos de tu cuerpo y las comidas callejeras no siempre poseen un nivel de higiene como la que puedes tener tú en tu hogar.

Acompaña tu dieta de un buen descanso así mantendrás tu organismo un poco más relajado y verás los cambios rápidamente.

Que hacer para mejorar el colon

Te recomiendo que si los síntomas son muy fuertes o quizás el dolor sea muy molesto, antes de comenzar cualquier tipo de dieta o cualquier tratamiento, consultes al médico y confirmes si se trata del síndrome del colon irritable, para que puedas dar con las soluciones que te permitan vivir sin colon irritable.