Purgantes Caseros para Limpiar el Colon

Realizar una limpieza de colon es algo benéfico para tu salud, porque te ayuda a expulsar todo lo acumulado en tu intestino debido a las grasas y toxinas que resultan de los alimentos que consumes.

El colon es uno de los órganos más importantes del sistema digestivo, pero hay momentos en que tu organismo te alerta de que este órgano no está trabajando bien, debido a eso comienza a presentar síntomas de que necesita una limpieza.

Purgantes Caseros para Limpiar el Colon

Así mismo, no siempre se necesita una limpieza de colon por motivos de enfermedad, sino también por procesos pre-operatorios o médicos, es por eso que te ofrezco la posibilidad de realizar una limpieza de manera natural, y en la comodidad de tu hogar con purgantes caseros.

Si esto es lo que estás buscando, aquí está la respuesta, te mostraré algunas recetas para que pongas en práctica y limpies tu organismo, así los mantendrás libre de toxinas y acumulaciones, pudiendo vivir sin problemas digestivos y vivir sin colon irritable.

Que son purgantes caseros

Como no es secreto y la mayoría de las personas lo saben, un purgante es una sustancia que estimula o provoca la expulsión de todos los desechos y contenidos inútiles que se encuentran en tu intestino.

Es una práctica tradicional que ha sido utilizada por muchos años atrás, de manera que es normal que existan cualquier cantidad de recetas de purgantes caseros o laxantes, para limpiar tu colon y aparato digestivo.

Estos purgantes no solo te traen beneficio en tu colon, si no también que te ayudan a prevenir ciertas enfermedades como evitar el cáncer de colon, enfermedades bucodentales y retención de líquidos.

Recetas de purgantes caseros

Como antes te lo mencione existen gran variedad de recetas, aquí te traigo las más utilizadas para este proceso de limpieza de colon.

Antes de tomar cualquiera de estos purgantes debes tener en cuenta que no son recomendables si padeces de debilidad por alguna otra enfermedad o estás pasando un cuadro diarreico.

·         Purgante casero con sal de Epsom

La sal de Epsom posee un componente llamado sulfato de magnesio, que es el mineral que ayuda desarrollar la mayor cantidad de agua posible en tu intestino, razón por la cual es utilizada como laxante. Para esto debes:

Asegurarte de lo que estés comprando, debes ver que la sal de Epsom contenga el suficiente sulfato de magnesio como para estimular tu colon, te digo esto porque existen muchas variedades de marcas y algunas pueden ser piratas. Teniendo el mineral como ingrediente adicional y no como principal.

  • Para preparar el purgante debes tener un litro de agua caliente, a tal punto que lo puedas tomar sin ningún problema.
  • Agrega la sal de Epsom y mezcla bien, luego adicionar un poco de jugo de limón.

Puedes tomarlo dos veces al día y repetirlo durante cuatro días.

·         Purgante de psyllium y bentonita

La semilla o cáscara de psyllium, es utilizada para el proceso de limpiar el colon, porque esta te permite la formación de heces blandas mediante un proceso de absorción de agua que se encuentra en el intestino, esto ocurre cuando esta se ingiere.

Para practicar esta limpieza a base de éstos ingredientes necesitas lo siguiente:

  • 1 cucharada de cascara de psyllium
  • 1 cucharada de arcilla bentonita en polvo
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de jengibre en polvo

La preparación debe ser instantánea al momento de beberlo, pones todos los ingredientes en un vaso y agrega agua hasta que éste se llene, mezcla bien y bebe rápido antes de que se ponga denso.

Después de ingerir el purgante debes tomar abundante agua para que no llegues a sufrir de deshidratación. Evita comer alimentos mientras estas en el proceso de limpieza.

·         Purgante con hojas de sem

Esta es una planta que contiene algunos compuestos químicos que se llaman senosidos, que son los que desinflaman las mucosas que cubren las paredes del intestino y es cuando se produce una limpieza o depuración inmediata.

Este está calificado como un purgante de acción fuerte, pero su uso es bastante seguro al realizar los vaciados y las limpiezas del colon.

El proceso es el siguiente:

  • Solo debes preparar un té con las hojas que consigas de sem, y tomarlo preferiblemente en ayunas para que tenga mejor resultado.
  • Este comenzará a hacer efecto al pasar una media hora aproximadamente.

Por eso es recomendable que cuando lo uses cuando estés en la comodidad de tu hogar o cerca de algún baño a tu alcance. Recuerda tomar abundantes líquidos.

·         Purgante suave con aceite de oliva

Este proceso te lo recomiendo si eres de las personas que sufre de colon irritable o padeces de estreñimiento ya que, es una de las maneras más fáciles y cómodas para practicar una limpieza del colon.

Los beneficios los recibirás haciendo lo siguiente:

  • Consume dos o tres cucharadas de este aceite en ayunas.
  • Por un tiempo de 3 a 7 días.

Esto te permite limpiar tu colon de una manera más simple y sin mucho estrés.

·         Purgante de papaya

Este es básicamente usar un jugo de papaya que promueve la acción de laxante. Este tiene la propiedad depurativa, necesaria para la limpieza y puedes aumentar su acción si agregas las semillas de esta fruta.

Para ello has esto:

  • Realiza un jugo de 200 gramos de papaya y un vaso de agua.
  • Tómalo sin endulzantes artificiales, por 5 días.

Lo esencial es beber este jugo justo unos minutos después de levantarte y sin haber comido nada.

Este purgante es muy utilizados por las personas que sufren de colon irritable o tienen algún otro problema del aparato digestivo como parasitosis.

Contra-indicaciones del purgante casero

Debes tener mucha precaución si vas a administrar cualquiera de estos purgantes caseros a:

  • Personas de la tercera edad.
  • Niños menores de ocho años.
  • O personas que vengan de padecer alguna enfermedad crónica intestinal.

Al igual que no es recomendable practicar la toma de cualquier purgante si estas embarazada o lo sospeches, esto podría complicar tu estado o hasta incluso la expulsión del feto.

Que es bueno para limpiar el colon

También es bueno recalcar que aunque la limpieza del colon trae buenos beneficios para la salud, no es recomendable practicar este proceso con excesiva frecuencia. En ese caso, tu cuerpo puede volverse dependiente de cualquiera de estos métodos, y la idea es vivir sin colon irritable.